[ códices de navta ] SEMSIA

Ir abajo

[ códices de navta ] SEMSIA

Mensaje por Turra el Sáb Jun 25, 2016 4:41 pm

Dicen las leyendas que Semsia era, por definición y por derecho propio, la capital del Antiguo Imperio, grande y visceral y dientes por fuera. Un planeta masivo que, a día de hoy, apenas se trata de la leyenda que pareció en días anteriores. Dicen las leyendas que la senda Phobeomenoi no necesitaba ningún guardián, porque nadie se atrevía a franquearla. Que los meteoritos y los asteroides caían rasgando venas. Que ni las naves ni los dragones sobrevivían. Que lo hacían a duras penas. Dicen las leyendas que Semsia era temible y que había sido, por tanto, lógico que el Antiguo Imperio surgiera de allí y colonizara (esclavizara) a los demás planetas. De todas formas, nada de esto importa ya. El Antiguo Imperio no existe, Semsia solo cuenta con sus propios recursos, la República se cae con facilidad, la Peste es la única encargada de mantenerla en pie y tanto la Unión Avatara como la Catabasia han comenzado una guerra para conquistar Semsia, lo cual puede terminar fácilmente en la destrucción masiva. Semsia hizo glorioso al Sistema Maitreya una vez, nadie lo duda. Nadie duda que lo destruirá.

Si bien Semsia es un planeta masivo y gigantesco, no todas sus zonas son habitables. Los antiguos emperadores construyeron almacenes (de dragones, de barcos, de armas, de residuos nucleares) en las diferentes zonas de su geografía, lo cual garantizó su éxito. Para comenzar, hay tres grandes cadenas montañosas (Parabatha, Norte y Escuálida) que rodean a Semsia y que se chocan entre sí en los puntos de mayor confluencia volcánica, por mar y por tierra. Las montañas son habitables y están repletos de muchos pueblos nativos, con su propio dialecto del sánscrito antiguo que muy pocos pueden entender, prácticamente una nueva lengua, dado que no se encaminó al sánscrito moderno por el aislamiento y a que no sufrió la normalización de hace trescientos años. Hay miles de poblaciones perdidas, tantas que nadie lleva la cuenta y nadie sabe, exactamente, dónde encontrarlas. Los antropólogos más famosos suelen estudiar Semsia pues, por su extensión, cuenta con más etnias perdidas que ningún otro planeta. Entre las zonas de difícil vivienda también encontramos los polos, completamente helados. Dado los cambios bruscos de clima que sufre el planeta, la vida en los polos (que ocupan un 30% de la extensión, algo muy considerable) es muy extraña. Solo algunos seres vivos tales como arqueobacterias o pocas etnias que se esconden del mundo se atreven a habitarlos.
Dejando de lado los polos y las cadenas montañosas, ¡Semsia puede tratarse de un lugar muy habitable! Tiene tres continentes: Zohar, Betania y Raguel. Zohar es el continente más pequeño, encontrándose en el ecuador de Semsia: los climas son cálidos y bruscos, las poblaciones pobres, las ayudas escasas. Hay distintas etnias que aún no han adoptado del todo la normalización del sánscrito moderno y que hablan o bien distintas formas del sánscrito evolucionado o, directamente, retazos del sánscrito antiguo. En cuanto a Betania y Raguel, las guerras civiles que se han vivido en Semsia por su causa han escrito ríos de tinta y sangre. En Betania se encontraba la sede del Antiguo Imperio y, tras la independencia de la Unión Avatara y la Catabasia, quedó destruido. Se trata de un continente absolutamente moderno, con ciudad de altos rascacielos y países y regiones en las que se predomina la jungla de metal, para intentar cubrir con acero lo que se llevó la guerra. En cambio, en Raguel (sede de la Peste, dado que esta nació muy poco después de la independencia y Betania todavía apestaba a nuclear) hay ciudades increíblemente modernas, al estilo de Betania, ciudades que conviven con la naturaleza, grandes extensiones de tierra, la selva del Diente Muerto, el pulmón de Semsia... Hay ríos con nombre propio y montañas demasiado altas y valles tan vacíos. Y aquí entra el usuario: puedes inventar, perfectamente, la geografía de Semsia. Dentro de esto, ¿de dónde viene tu personaje? ¿Cómo es su etnia? ¿Es de una familia rica, cómo se llama la nobleza del lugar? ¡El mundo del Sistema Maitreya lo construimos entre todos! ¡Participa dejando una descripción del lugar que has creado para tu personaje en este post!
En cuanto a la única forma de acceder a Semsia, se trata de la senda Phobeomenoi, un espacio libre de asteroides y meteoritos, presumiblemente, aunque de vez en cuando hay accidentes. Es controlado y limpiado por voluntarios exploradores de la Peste. Las naves y los dragones deben seguir la vía marcada. Antes era realmente temible; ahora debe encontrarse vigilada para protegerse de los invasores. Aquí se encontran distintas estaciones de servicio en los satélites de Semsia: el rojo Scopus y la apagada Getsemaní.
Las noches y los días son muy largos, dieciocho y dieciocho, aproximadamente. Un año en Semsia dura cuatrocientos veintiocho días. El clima (extremadamente cálido en el ecuador y extremadamente frío en los polos, amén de zonas más suaves en las zonas de selvas y zonas más áridas donde predominan los desiertos) es extremo. Pasa de un periodo muy frío, el invierno, a un periodo muy cálido, el verano, opuestos en los continentes de Raguel y Betania. Por otro lado, la causa de que haya tan pocos continentes no es que sean muy grandes, sino que Semsia está formado, en su superficie, por un 65% de agua; las civilizaciones que han tratado de construir ciudades flotantes se multiplican, el 35% de tierra se ríe de sus desventajas y los intentos de construir una flota mejor que la de la Catabasia se quedan cortos.

En cuanto a la política de Semsia, tras la caída del Antiguo Imperio apenas quedaron miembros de la familia real con los que volver a empezar. Diferentes intentos de reestablecer una monarquía, al menos, se llevaron a cabo en Betania, a lo largo de sus repoblaciones, cogiendo diferentes ramas reales supervivientes de la guerra. No obstante, el gobierno real organizado (el que hizo los tratados con los imperios, el que intentó volver a gobernar, el que se las vio negras cuando descubrió que se avecinaba otra guerra) fue la Peste, la guerrilla revolucionaria para proteger lo que quedaba de Semsia que surgió en Raguel. Con el tiempo y tras el fracaso de Betania, además de varias guerras con la Peste, que se sentía terriblemente ofendida, se llegó al acuerdo de que se establecería una República Independiente del país. Poco a poco derivó a un sistema anárquico en el que toda la población podía participar, mediante la globalización y el desarrollo tecnológico, en las votaciones y las decisiones mediante democracia directa, si bien siempre hay un grupo de políticos y líderes ideológicos que se reúnen para llevar a la población a donde les parece (a los que llaman, con sorna, el Senado, no en muy buenos términos con la Peste) y, por otro lado, la Peste sigue una estructura jerárquica y no consulta todas las decisiones militares con el resto de Semsia, además de que los líderes revolucionarios siempre han sido muy respetados.

Como descendientes del Antiguo Imperio, en Semsia se sigue practicando la fe antigua y los profetas antiguos encuentran su hogar en este planeta: miles de templos oscuros, tanto nuevos comos procedentes de los días perdidos, se multiplican en su superficie. Hay, por supuesto, templos draconianos y templos ahogados y, de hecho, los que profesan la fe antigua no detestan a estos tanto como detestan a los profetas protestantes, dado que piensan que intentan acabar con ellos. Los profetas antiguos rezan en oscuridad y en silencio, entre las piedras de sus templos y el sonido breve del fuego, sin grandes rituales. Solo de vez en cuando recitan los libros de Navta, los que ya se leían en los tiempos del Antiguo Imperio y que son sus textos sagrados.

En cuanto al idioma, tras la caída del Antiguo Imperio, Semsia continuó hablando sánscrito como lengua oficial para todo el planeta y, de todas formas, a mayor o menor nivel y dado que la independencia había salida de la propia Semsia y no realmente de los planetas de los otros imperios, se conservó como lingua franca. No obstante, con el tiempo el sánscrito común se convirtió en sánscrito antiguo, que era estrictamente el hablado en el Antiguo Imperio. Actualmente, en la República se habla sánscrito moderno, que es el resultado artificial de la normativización producida hace trescientos años, dada la gran variedad de dialectos y modalidades del sánscrito antiguo que existían en Semsia. Aunque es el oficial, muchas etnias continúan hablando sánscrito antiguo, otras conservan sus dialectos y, realmente, en el día de a pie nadie habla sánscrito moderno, excepto en reuniones diplomáticas o si se están hablando con un no nativo, que habrá aprendido la lengua normativa. El idioma de Semsia es un absoluto caos. De todas formas, dada la situación de marginalidad de la República, hablar sánscrito moderno no está bien considerado fuera de Semsia y el sánscrito antiguo también va cayendo y se fragmenta cada vez más. Los semsios suelen aprender algún idioma de los otros planetas para poder comunicarse con facilidad fuera de la República. Si bien en Betania se ha extendido últimamente el aprendizaje del hindi, en Raguel se prefiere el hebreo.

Turra

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 25/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.